Síguenos en Facebook

Google compra Motorola por US$12.500 millones

google_54.jpg

Google acaba de realizar la mayor compra en toda su historia tras adquirir la compañía de telecomunicaciones Motorola por 12.500 millones de dólares. Si bien es cierto que existía cierta alianza entre Google y Motorola, el anuncio de la compra por parte de la empresa de Larry Page sorprendió a varios despistados.

Es claro que la compra va de la mano de Android, el sistema operativo para móviles de Google. Motorola utilizaba Android como Sistema Operativo oficial de sus Smarphones desde 2008, y desde ese momento la alianza se empezó a forjar con mayor fuerza.

Google sigue creciendo y mirando hacia el futuro, y tiene muy claro que quiere llevar la vanguardia en tecnología, y Larry Page sabe que los dispositivos móviles tienen las de ganar en el mundo del mañana.

Por esta misma razón, Google, ahora posee su propia planta de Software (Android) y su nueva planta de Hardware (Motorola).

Es claro que la competencia ahora se volverá más reñida, y la lucha se separará en tres partes:

  • Por un lado Google + Motorola;
  • por otro Apple;
  • y por otro Nokia + Microsoft.

En la última semana también se ha hablado de la compra de Nokia por parte de Microsoft, pero los analistas sobre el tema afirman que tras la transacción de Google las probabilidades del traspaso de la finlandesa se han reducido.

Otras voces dicen que Google podría moverse hacia el campo de Apple y cerrar las puertas de Android, pero de momento nada está confirmado. En el caso de que esto ocurriera seguramente Bill Gates llamaría a todas las compañías y las invitaría a usar su Windows Mobile.

El proyecto de Google TV también se verá fortalecido por esta compra, ya que Motorola controla gran parte de un mercado que está por fuera de los dispositivos móviles.

¿Qué pasará de ahora en adelante? Tendremos que esperar por lo menos un par de meses para saber cómo afecta esto al mercado, y más claramente como afecta a sus competidores directos (Microsoft, Nokia y Apple).

Google tiene todas las herramientas para forjar su propio rumbo. Esto es peligroso para las empresas, pero puede ser un beneficio para los compradores, ya que si la riña se vuelve más dura los dispositivos podrían tender a bajar de precio.

Artículos recomendados

Comentarios